Coches Clásicos de Aragón y Cataluña en Torreciudad

Torreciudad (Huesca), 29.- Cerca de un centenar de vehículos clásicos y de época procedentes de Aragón y Cataluña se han reunido hoy en el santuario de Torreciudad (Huesca), en un encuentro organizado por el Club Clásicos Seat de Martorell (Barcelona), el Club Encuentros Clásicos Zaragoza, el Monzón Classic Club, el Club Clásicos Barasona, de Graus, y el Club Vehicles Historics de Lleida.

A media mañana los vehículos han llegado al santuario y han aparcado en círculo en la explanada. Organizados en grupos, conductores y acompañantes han realizado una visita guiada y han visionado el vídeo explicativo de Torreciudad. Peregrinos y visitantes han podido contemplar de cerca piezas que ya forman parte de nuestra historia reciente. Para regocijo de los más jóvenes, algunos propietarios permitían sentarse en el puesto del conductor para observar los detalles del interior. El encuentro ha terminado con una bendición de los vehículos pidiendo a la Virgen protección para sus ocupantes.

Antonio Bitrián, presidente de Encuentros Clásicos Zaragoza, ha explicado que “esta afición se suele tener desde que eres crío, y estas jornadas sirven para convivir con gente de otros lugares, cambiar impresiones sobre mecánica… Hay que tener en cuenta que normalmente nos hacemos nosotros mismos las reparaciones”. Luis Peirón, administrador del Club Clásicos Seat, ha contado que muchos de sus miembros son o han sido trabajadores de la marca Seat, y que mantienen un foro en internet muy activo. El presidente del Club Vehicles Historics, Antonio Pomés, ha venido con una furgoneta Alfa Romeo Fadisa que estrenaba precisamente hoy, y ha subrayado “el excelente clima de convivencia que se respira aquí, da alegría compartir con gente de otros sitios esta pasión que tenemos por los coches”.

El presidente del Monzón Classic Club, Óscar Cauvilla, ha comentado que “nos mueven las ganas de conservar la historia, precisamente a través de los coches. También hay un punto de melancolía, porque normalmente estos coches te traen recuerdos de la infancia”. Óscar ha matizado que conservar los vehículos en perfectas condiciones exige dedicación y desembolso económico, “pero estas concentraciones compensan los esfuerzos que tienes que hacer. Y me ha gustado mucho poder entrar en la explanada, no lo esperaba”. Alfonso Puyet es presidente del Club Clásicos Barasona, y ha comentado con buen humor la presencia contigua de su antiguo y flamante Seat 800 con el Ferrari Testarossa que ha traído un vecino de Graus. “Este sitio es ideal, la gente puede ver muy bien los coches, y el entorno natural es formidable”.

(Nota y fotos de la Oficina de Información del Santuario de Torreciudad)

Síguenos en Facebook