Decenas de personas pasaban por la feria, que en determinados momentos, llegaba a resgistrar un lleno total. Unos catorce tenderetes ofrecían sus productos en el Outler Sobrarbe. Se podía comprar objetos de todo tipo desde ropa, calzado, decoración, belleza, libros, deportes, alimentación o productos naturales, entre otros artículos, se encontraban a la venta a buenos precios. Tanto los comerciantes como el público mostraban su satisfacción y apostaban por la continuidad de esta iniciativa, que este año cumplía su sexta edición. El polideportivo de Aínsa acogía la feria, este domingo.

La feria, también ofrecía un espacio de animación infantil y servicio de bar.

 

Fuente, audios y más información: http://sobrarbedigital.com/

Síguenos en Facebook