Fuente: Europa Press


La consejera de Educación, Cultura y Deporte, María Victoria Broto, ha realizado una visita a las obras de restauración que se están llevando a cabo en el monasterio de San Victorián, en El Pueyo de Araguás (Huesca), donde se han recuperado restos de las edificaciones originales, que podrían datar del siglo IX.
Actualmente, los trabajos de rehabilitación se están centrando en una parte de la iglesia y el claustro. Además de la restauración de pavimentos y demás elementos constructivos. En el claustro se ha colocado una cubierta provisional de consolidación, que permitirá acometer su restauración de manera integral en la próxima fase.
El Gobierno de Aragón, la comarca del Sobrabe y el ayuntamiento van a trabajar conjuntamente para determinar cómo se realizarán en el futuro próximo las visitas a las partes rehabilitadas y, también, qué uso se le dará al complejo una vez rehabilitado de forma integral.
El Real Monasterio de San Victorián en el Pueyo de Araguás (Huesca), pricipal cenobio del Sobrarbe en la Edad Media, fue declarado Bien de Interés Cultural en 2002. Situado en la falda meridional de la Peña Montañesa, fue creado en el siglo XI, aunque la tradición le asigna una fundación anterior. Del primer templo románico únicamente quedan restos.
El conjunto monástico estaba formado, principalmente, por edificios de los siglos posteriores (XVI y XVIII). En el brazo norte del crucero de la iglesia había un mausoleo en el que, según la inscripción hoy desaparecida, se encerraban las cenizas de Iñigo de Arista, rey de Pamplona y Sobrarbe, y de Don Gonzalo, rey de Sobrarbe y Ribagorza.

Síguenos en Facebook