Foto: sobrarbenses.com

Fuente: web de la Comarca
Incoado el procedimiento de declaración de la iglesia y el esconjuradero de Mediano como Bien Catalogado.
El pasado 8 de febrero la Comarca de Sobrarbe tramitó, con el beneplácito del Ayuntamiento de La Fueva, la solicitud de incoación de la iglesia de la Asunción de Mediano, del esconjuradero y del Puente del Diablo como Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico.
Finalmente, en la resolución de 9 de mayo de 2011, la Dirección General de Patrimonio Cultural expone su decisión de incoar procedimiento de declaración de la iglesia y el esconjuradero como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés. Los bienes catalagodas son aquellos que, pese a su significación e importancia, no cumplan las condiciones propias de los Bienes de Interés Cultural, y se les otorga así un segundo grado de protección según la ley 3/1999 de Patrimonio Cultural Aragonés.
A pesar de que la Comarca de Sobrarbe consideraba que el conjunto merecía la máxima distinción y protección (BIC) por sus valores históricos, identitarios, etnográficos, culturales, económicos y sociales, finalmente, el Gobierno de Aragón ha iniciado el procedimiento para su inclusión en el Catálogo del Patrimonio Cultural de Aragón, proponiendo su declaración como Bien Catalogado, segundo grado de protección en orden de importancia. Los valores que adujimos en el informe de solicitud de inicio del expediente fueron:
Valores históricos
La ley 3/1999 define “Conjunto histórico” de la siguiente manera “es la agrupación continua o dispersa de bienes inmuebles, que es representativa de la evolución de una comunidad humana por ser testimonio de su cultura o de su historia, que se constituye en una unidad coherente y delimitable con entidad propia, aunque cada elemento por separado no posea valores relevantes”
¿Acaso existe algún conjunto tan representativo de una parte de la historia y de la evolución de Sobrarbe? La política hidráulica seguida en el siglo XX tuvo serias consecuencias para nuestro territorio, y es por tanto una parte importante de su historia reciente. Como tal, el conjunto histórico de Mediano supone un ejemplo vivo de los aspectos más duros de la construcción de un pantano, y se conforma como uno de los mejores testimonios materiales de la historia de Sobrarbe y de la evolución de la comunidad que ha habitado este territorio en el último siglo.
Por tanto, se propone la declaración de este conjunto como Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto de Interés Cultural- Conjunto histórico.
Valor Identitario
La iglesia de Mediano y el conjunto en el que se enmarca, se conforma como uno de los bienes más destacados del patrimonio cultural de Sobrarbe. Posee un relevante interés histórico, arquitectónico, artístico y etnográfico, pero principalmente es un referente sobresaliente por su valor identitario.
La ley 3/1999 del Patrimonio Cultural Aragonés en relación a los pueblos deshabitados afirma “Los pueblos deshabitados constituyen parte de nuestras raíces culturales y de nuestros modos de vida tradicionales (…) Se impulsará el inventario de sus bienes y la recuperación paulatina de los mismos” (Disposición adicional tercera)
Además, define el patrimonio cultural como “el conjunto de los elementos naturales, o culturales, materiales e inmateriales, tanto heredados de nuestros antepasados como creados en el presente, en el cual los aragoneses reconocen sus señas de identidad y que ha de ser conservado, conocido y transmitido a las generaciones venideras acrecentándolo” (Preámbulo).
Como tal, el conjunto de Mediano, con sus intermitentes apariciones en la superficie, y su esbelta torre, desafiando siempre las aguas tristes del pantano, no es tan sólo un elemento más de nuestro patrimonio material, sino un potente símbolo en el que los sobrarbenses y los aragoneses pueden reconocer sus señas de identidad, sus raíces, su presente y su esperanza en un futuro mejor.
Valores etnográficos
El puente y el esconjuradero aportan al conjunto un valor añadido: se trata de dos inmuebles cuyas características arquitectónicas son extraordinariamente representativas de las formas tradicionales de construcción, pero a la vez, se hallan íntimamente relacionados con el delicado patrimonio inmaterial, con las creencias y la religiosidad popular, con las leyendas y la tradición oral.
Protección y restauración del patrimonio cultural
La ley 3/1999 reconoce que “el Patrimonio Cultural es un bien social, por lo que su uso ha de tener la finalidad de servir como factor de desarrollo integral al colectivo al que pertenece, adquiriendo así el valor de recurso social, económico y cultural de primera magnitud” (preámbulo I)
El hecho de declarar el conjunto de Mediano como Bien de Interés Cultural puede potenciar su restauración y su puesta en valor: La protección del Gobierno de Aragón, declarándolo como un bien de valor destacado dentro del patrimonio cultural de Aragón puede ser un argumento de peso para que la Confederación Hidrográfica del Ebro establezca un plan de protección y conservación del mismo.
Se trataría de que cuando el pantano se halle en niveles bajos y pueda accederse al conjunto, se realice una revisión y consolidación del bien, previendo posibles deterioros.
Cuando las aguas vuelvan a cubrirlo, descansará en silencio, avisando de su presencia con la torre de la iglesia. Las revisiones y actuaciones periódicas podrían realizarse cuando el nivel del pantano baje lo suficiente (cosa que ocurre cada uno, dos o tres años).
Conseguir la implicación de la Confederación Hidrógrafica del Ebro en la protección y conservación de este bien sería esencial para asegurar la pervivencia de este conjunto y el disfrute del mismo por las generaciones futuras. Esta implicación sería mucho más fácil de conseguir si existiera un reconocimiento de la importancia del conjunto por parte del Gobierno de Aragón.
Intereses culturales
El patrimonio es uno de los pocos elementos presentes que nos liga con la herencia histórica y cultural (con los valores estéticos, artísticos, tecnológicos, históricos…) que han tipificado nuestras sociedades.
En este sentido, el patrimonio es una de las claves que nos permiten conocer las partes sumergidas de nuestra cultura y contribuyen al mejor conocimiento de la realidad de nuestras sociedades que, a fin de cuentas, son un presente evanescente caracterizado por una suma de herencias históricas.
Reconocer el conjunto de Mediano como “Conjunto de Interés Cultural” permitirá mantener viva la reflexión sobre el pasado, el presente que vivimos y el futuro que vamos a crear.
Intereses económicos
En la década de 1960 comenzó el interés y la valoración del patrimonio como recurso económico, tal y como queda reflejado en las cartas y documentos publicados desde entonces.
Hoy en día, el turismo continúa siendo el sector más favorecido por la gestión de los recursos patrimoniales, que ha contribuido a la expansión de algunos segmentos minoritarios hasta la década de los noventa, como el turismo rural o el turismo cultural de interior.
El patrimonio cultural es cada vez más motor y referente de la industria neo-turística que busca el viaje en el tiempo y en el espacio.
Esta declaración ampliaría la oferta para el sector turístico del municipio de La Fueva en particular, y de la Comarca de Sobrarbe en general, con un nuevo reclamo novedoso y diferente. La originalidad de tratarse de un patrimonio sumergido bajo el nivel de las aguas y visitable tan sólo en determinados periodos de tiempo supondrá un reclamo irresistible para el visitante ávido por encontrar nuevos lugares sin descubrir.
Intereses sociales
El reconocimiento de este conjunto como “Conjunto de Interés Cultural” por el Gobierno de Aragón contribuirá a afianzar la identidad colectiva de los habitantes de Sobrarbe, promoviendo una revalorización de los recursos propios, cambiando el frecuente sentimiento colectivo que veía la cultura tradicional como símbolo de ruralidad, de atraso o pobreza, por otro muy diferente de dignidad, identidad y orgullo por lo propio.
Se potenciará el reconocimiento público (tanto de autóctonos como de foráneos) del patrimonio cultural como un bien a preservar, a mantener y a transmitir a las generaciones futuras. Además, se amplía la visión de patrimonio cultural más generalizada que hace referencia al patrimonio arquitectónico monumental, obviando otros como el patrimonio etnográfico o el inmaterial.
Los visitantes que acudan a Mediano conocerán los detalles de la trayectoria histórica de un pueblo del Pirineo, ejemplo de otros muchos, y las características esenciales de su cultura, favoreciendo el conocimiento y la comprensión intercultural desde el respeto.
A partir de su fecha de publicación en el BOA (22 de junion de 2011) se abre un periodo de información pública de un mes para que cualquier persona, física o jurídica, pueda examinar el expediente en las oficinas de la Dirección General de Patrimonio Cultural y formular las alegaciones que consideren oportunas.

Síguenos en Facebook