Fuente: www.sobrarbe.com


Declaración de la iglesia y el esconjuradero de Guaso como Bien Catalogado.
La Orden de 16 de marzo de 2011, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, declara el conjunto formado por la iglesia parroquial de El Salvador y el esconjuradero de Guaso, término municipal de Aínsa-Sobrarbe (Huesca) como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés.
La iglesia parroquial de El Salvador de Guaso se enclava en el barrio del Tozal de Guaso.

Obra de origen románico con posteriores modificaciones y ampliaciones, de piedra del lugar de color grisáceo tallada en sillarejo, más regular en la obra medieval que en la moderna, cubierto con tejado de losas.
El templo consta de un núcleo románico de mediados del siglo XII al que se fueron añadiendo diversos anexos con el paso del tiempo. La parte románica está compuesta por una única nave dividida en cuatro tramos, cubierta por bóveda de cañón ligeramente apuntado y cerrada por un ábside semicircular cubierto con bóveda de cascarón orientado al este.
El resto de elementos son posteriores.
Destaca el atrio o galería porticada con entrada por sus dos frentes menores en arco de medio punto. Este atrio originariamente daba acceso a la iglesia, a la casa parroquial adosada y al cementerio existente junto a la cabecera. En su pavimento todavía pueden observarse numerosas laudas sepulcrales con inscripciones talladas del siglo XVII.
Las capillas laterales se abren hacia la nave en arco de medio punto. Presentan profundidad variable.
A comienzos del siglo XVII Juan Broto y Fumanal costeó la construcción de una gran capilla a los pies de la nave, bajo el coro alto,cubierta con bóveda estrellada.
La sacristía, añadida con posterioridad adosada al lado del evangelio, completa el conjunto de volúmenes.
Entre los escasos bienes muebles conservados destaca una elegante pila bautismal con la copa gallonada y sogueada y el pie labrado con diversos motivos en relieve (cabezas de angelotes, rosetas, etc…)
La esbelta torre (s. XVI-XVII) se erige adosada al muro septentrional, con cuatro cuerpos separados por una imposta, de los cuales sólo el superior presenta un vano de medio punto para camanas abierto en cada frente. Remata con un cuerpo octogonal con cubierta piramidal.
Por su altura es visible desde muchos kilómetros a la redonda y posiblmente fue construtida en sustitución de la primitiva torre medieval adosada al primer tramo de la nave y de la que ahora sólo se conserva el primer cuerpo.
Este conjunto se contempla con la existencia de un bello crucero y un esconjuradero, también declarado Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés.