Sociedad / Religión

El arzobispo de Tarragona presidió en Torreciudad una romería de peregrinos catalanes

Torreciudad (Huesca), 26.- Ayer sábado se celebró en Torreciudad la 34ª edición de la romería que cada año visita este santuario mariano desde Martorell y otras poblaciones cercanas. En esta ocasión, un numeroso grupo de peregrinos de Tarragona y Reus se sumó a la jornada acompañando a su Arzobispo, Mn. Jaume Pujol, que presidió los actos de la romería.

Participaron en la jornada en torno a seiscientas personas procedentes de diversas poblaciones catalanas como Martorell, Ripoll, Gavá, Sant Joan Despí, Castelldefels, Viladecans, Tortosa, Reus, Tarragona o Barcelona. Los actos comenzaron a media mañana con una procesión con las imágenes de la Mare de Déu Assumpta, Patrona de Martorell, la Mare de Déu de la Misericòrdia, de Reus, Santa María de Ripoll, la Mare de Déu del Claustre, de Tarragona, y la Virgen del Bon Viatge, Patrona de Sant Joan Despí. El bandeo de campanas acompañó a los participantes durante el recorrido hasta el templo mientras entonaban varios cantos marianos en honor de Nuestra Señora.

Tras la procesión los peregrinos hicieron una ofrenda de variados productos típicos catalanes, como aceite, cava, pastas, vino y frutos del campo, así como numerosos ramos de flores. La eucaristía fue concelebrada por Mn. Jaume Pujol junto a Javier de Mora-Figueroa, rector de Torreciudad, y varios párrocos de las comarcas de donde procedían los fieles. Los cantos litúrgicos corrieron a cargo de la Coral de Amigos de la Catedral de Tarragona que dirige Mn. Miquel Barbará con Josep-Enric Peris como organista.

En su homilía Mn. Jaume dijo a los asistentes: “vosotros habéis depositado a los pies de la Virgen tantas flores, tantos regalos…, pero depositad también vuestros corazones, y veréis cómo María os acoge, os consuela y os da su bendición”. Explicó que su primera visita a Torreciudad fue en 1972, y que escuchó a san Josemaría en Roma decir que este santuario sería un lugar de conversión: “por eso las capillas de confesonarios en la cripta son un lugar de consuelo, de misericordia y de perdón, un lugar de esperanza y de paz, fruto de la reconciliación con Dios y con los hermanos que experimenta quien se acerca al sacramento de la Penitencia”.

Al terminar la misa los fieles entonaron “El Virolai” en honor de Santa María y la coral ofreció una breve actuación en el templo del santuario. Tras la comida los peregrinos pudieron disfrutar de un cuadro de jotas ofrecido por un grupo de bailarines y cantantes de la agrupación folclórica “Aires monegrinos” de Sariñena (Huesca). La jornada finalizó con el rezo del Rosario llevando a las Patronas en andas y con la exposición solemne del Santísimo. Antes de emprender el regreso los participantes pudieron despedirse de las imágenes que se quedaron en el templo y que regresaron después a su lugar en la galería mariana.

 

Oficina de Información - Santuario de Torreciudad (Texto e imágenes)

Guías descargables

Agenda Ainsa

Webcams Ainsa Sobrarbe